ana7wgk

∏oetas. Primera Antología de Poesía con Matemáticas. Por: Carlos Feral.

Estimados lectores de Alenarte:Sí, han leído bien. ∏oetas, en el título de este artículo está escrito con la letra π en lugar de la p. ¡Qué mejor título para una antología de poemas con matemáticas que encabezarlo con un símbolo tanto lingüístico como matemático!

Jesús Malia, licenciado en matemáticas por la UCM, poeta y promotor de poesía, se ha aventurado a unir en una deliciosa antología algo que a priori parece que mezcla igual que el agua y el aceite. Me refiero a la poesía y a la matemática. No, por favor, no se asusten ni tengan ningún prejuicio al menos al principio de este artículo. Les aseguro que el matrimonio es muy interesante y ya verán cómo al final de la lectura me darán la razón.

A través de la historia tanto ciencia como poesía han matrimoniado de distintas maneras pero los intentos de publicación de sus resultados han sido recogidos de manera esporádica u ocasional y, aunque no exentas de valor, hacía falta una antología seria que recogiera cuanto menos buenos ejemplos de autores que se han interesado por unir ambos mundos, aunque muchos de ellos no sean matemáticos y ni siquiera hayan tenido una formación científica.

Al hilo de esto, les diré que para mí ha sido una agradabilísima sorpresa encontrar en esta antología a Rodolfo Hinostroza, excelente poeta, dramaturgo, astrólogo y gastrónomo peruano al cual he tenido el honor de conocer personalmente en su casa de Lima y sobre el cual ya hicimos un reportaje hace ya unos meses. Desde estas líneas le quiero hacer llegar mi abrazo y mi afecto.

Pero no me voy a desviar del tema, no se preocupen. Decía que las cifras y la lengua parece que no casan bien pero si uno se pone a pensar, los números nos parecen algo tan evidente, algo que funciona tan autónomamente dentro de nuestro lenguaje que no les prestamos una atención más especial que la que le prestamos a respirar o andar y, si lo analizamos detenidamente son un lenguaje en si mismo, formando parte, a su vez, de nuestro hablar cotidiano. ( Carlos Feral)

∏oetas. Primera Antología de Poesía con Matemáticas. Por: Carlos Feral.

La invención de las matemáticas, al igual que la poesía no es algo que se haya dado de repente. Ni siquiera ha sido un proceso en muchos casos premeditado sino más bien es una suma de una gran serie de pequeñas invenciones que a través de los siglos, quizá milenios, ha ido evolucionando hasta llegar a nuestros días, más concretamente hasta el día de hoy, porque seguro que mañana, o pasado mañana, o en un futuro impredecible volverá a cambiar con nuevas teorías, descubrimientos, teoremas, leyes o hipótesis.

Quiero hacerles ver que tanto la matemática como la poesía son hijas de las necesidades sociales y por lo tanto no les queda más remedio que estar emparentadas por esta causa. Un grupo social necesita, tomen por caso enumerarse, o fechar sus victorias en las batallas o la fundación de sus catedrales. Otros han ido un poco más lejos y han necesitado explicar matemáticamente la creación, las estrellas, los sueños y hasta lo inexplicable. Ahí ya se va acercando algo a la poesía ¿verdad?

¿Es que la geometría o la numerología no están asociadas a la religión o a la mística? ¿Es que la religión o la mística no han tratado de ser explicadas o descritas a través de la poesía? ¿Sabían que los dioses de Babilonia, por poner un ejemplo, atribuían un número a cada Dios de su panteón?

Cuántos astrónomos y astrólogos no han tratado de explicar sus descubrimientos y teorías a través de la poesía? Anécdotas históricas, juegos de ingenio, mensajes de espías, poemas didácticos, los mismos nombres de las curvas cónicas  unen  lenguaje y matemáticas de forma indisoluble. Lean lo que dice Malia en su libro:” A la circunferencia , la primera de todas, la llamaron periferia, a las demás como las figuras retóricas elipsis, parábola e hipérbole”.

Sin duda la historia de las matemáticas va estrechamente ligada a la de la inteligencia y a la de la lengua y, por tanto, a la literatura y la poesía.

¿Saben que tribus muy primitivas que aún viven en la edad de piedra como los Kamilarai de Australia o los aborígenes de las islas Murray o los Bocotudos de Brasil sólo conocen los conceptos numéricos Uno, dos y muchos? No conciben algo más grande que cinco así que para expresar un número enorme muestran su pelo y definen la cantidad como ¡Tantos como los cabellos que hay en mi cabeza! Buena manera de unir matemáticas y lenguaje ¿no les parece?

Los sumerios para el 1, el 2 y el 3 usaban las palabras gesh, min y esh, es decir, traducidos como el hombre, el macho y el miembro viril. Tres (esh) también poseía el sentido de muchos y servía para marcar el plural en el lenguaje hablado. Fíjense que en francés los términos trois (tres) y très (muy) tienen una relación evidente, o al menos da que pensar.

Siguiendo con curiosidades que a buen seguro interesan al lector y que logran que, al menos de momento, sigan enganchados a esta lectura les contaré que los árabes enumeraban los 99 atributos de Alá y existía un centésimo que era el “verdadero nombre de Dios”[1]. También recitaban las 99+1 eulogías obligatorias después de la oración y lo hacían utilizando un rosario de cien perlas, 99 pequeñas y una grande, que pasan según recitan los atributos o las eulogías. ¿Poesía y matemáticas disociadas? Yo creo que no.

 

Yendo ahora al libro del que estamos hablando, o sea ПOETAS, con Π deberían saber que es, muy probablemente, la primera antología de poesía con matemáticas que se ha escrito, al menos en español, o la más completa obra de poesía científica editada hasta hoy. Su estructura es inteligente ya que introduce al lector en una breve historia de cómo se unían poesía y matemáticas desde los tiempos de Grecia y Roma hasta nuestros días, pasando por La India, Al-Ándalus, América y Europa, deteniéndose un poco más en España; donde, dicho sea de paso, si quitamos el período de Al-Ándalus, no ha habido una gran tradición matemática, aunque sí poética. Tiene que llegar el siglo XIX con Fernández Shaw y la Ilustración para que se produzca la eclosión científica que, a su vez, sirva de nueva fuente de inspiración a la poesía. Ya en el siglo XX se van asociando con más asiduidad poesía y ciencia y cada vez hay más autores que las incluyen en sus textos, desde Neruda a Gloria Fuertes. Malia nos recomienda la lectura de una antología de Miguel García-Posada: Explorando el mundo: poesía de la ciencia, que recoge versos en la tradición española desde Gonzalo Argote de Molina en el siglo XVI hasta el joven Andrés Neuman.

La segunda parte del libro habla de los autores que componen la antología y también de los que no están, explicando los motivos, los cuales van desde la imposibilidad de recopilar sus textos a tiempo, como en el caso del venezolano Juan Calzadilla; el hecho de que algunos han fallecido o incluso que otros, los menos, se negaron a participar como el mexicano Alfredo Espinosa o el español Carlos Escartín.

Entre los que sí están les quiero nombrar a mi querido Rodolfo Hinostroza, que abre el poemario, el también peruano Enrique Verástegui, que a mi personalmente me ha encantado, el burgalés José Florencio Martínez, que tiene muchos poemas interesantes pero de entre los cuales me ha gustado mucho Extracto del cuaderno de ejercicios escolares de Alicia, y del que les voy a poner como ejemplo el extracto 13:

¿Cuánto suma el dolor de 10 pobres si se le divide por 5 realidades nacionales y al resultado se le restan sus propios sueños multiplicados por 7 infinitos?

 

David Jou, poeta y científico catalán, estudioso e investigador de aspectos históricos y culturales de la ciencia tiene, entre otros, un poema dedicado al número Π simplemente genial.

Ramón Dacha es un barcelonés muy curioso del cual habría que hablar tanto que no terminaría la crónica a tiempo de ofrecérsela a ustedes así que prefiero que lo investiguen por si mismos en este enlace.

El venezolano Daniel Ruíz nos propone poemas cortos, algunos en forma de caligramas muy ingeniosos.

El gallego Agustín Fernández Mallo, al que alguno de ustedes conocerán por su primera y famosa novela Nocilla Dream, a la que siguieron Nocilla Experience y Nocilla Lab, propone unos inquietantes poemas matemáticos, algunos con una gran carga surrealista y que creo que merece la pena leer. De todos los autores de la antología, a mi es de los tres que más me ha llamado la atención.

Javier Moreno, joven poeta murciano, ofrece unos versos delicados, metafóricos, realmente bellos.

Julio Reija, muy visual, nos propone poemas lógicos y otros que son auténticos jeroglíficos.Muy interesante.

Cierra el libro su coordinador, Jesús Malia, del cual me quedo con la frase “la metáfora es la aritmética elemental de la poesía”. A Malia quiero darle las gracias por coordinar y llevar a cabo este proyecto delicioso, de resultado evidentemente exitoso y que nos permite a los legos en matemáticas acercarnos al mundo de la ciencia desde un nuevo punto de vista. Les adjunto su blog para que amplíen información.

 Presentación Maria Sangüesa

Presentación Marta Macho

Presentación Alejandro Céspedes

Presentación Moreno Reija Malia


 


[1] Las anécdotas las pueden encontrar en el libro de Georges Ifrah, Historie universelle des chiffres. Paris 1981 Publicada con la colaboración del Centre National de la Recherche Scientifique.

Be Sociable, Share!
  • Isa-Hungría

    Marzo 16th, 2012

    Y no nos olvidemos de la métrica de la poesía (número de sílabas y de versos), sin la cual ésta no tendría cadencia.

    Le invito a ver este enlace:

    http://www.youtube.com/watch?v=fzoXGv3peq4

    Saludos desde Ecuador.

  • Carmen Posadas

    Marzo 21st, 2012

    La poesía de Escartín puede visualizarse en su web: http://www.carlosescartin.com Ahí está su espléndido libro Fractalia, donde relaciona brillante y delicadamente Matemáticas y Naturaleza.

  • catherine

    Abril 11th, 2012

    Ya conocía el vínculo entre música y matemática, pienso en Xenakis entre otros. Gracias por darme a conocer esta Poesía ( con pi).

  • No trackbacks yet

Leave a Comment

* are Required fields

completa Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.