ana7wgk

Carlo Padial en el Festival de Sitges. Por: Elías Gorostiaga.

Carlo Padial, es de la escuela Massana, Erasmus, orgasmos y otros problemas es su segundo libro y esta, su primera película, más o menos las cosas van por ese orden, hay alguna más pero no hace falta contarlo todo.

 

Didac Alcaraz (no es un actor) según “Mi perro tiene un blog” el blog de Los Pioneros del Siglo XXI, que parecen conocerlo, es un humorista, es un low rider, un part-time lover, una leyenda, un poeta, dibujante de comic, funk de verdad, las nenas asiáticas.

 

Fui a esta fiesta-proyección en la que los Pioneros, convirtieron el sábado 6 de octubre, el estreno de Mi loco erasmus, con un lleno a rebosar en el cine Prado de Sitges, con un lleno total en la ciudad y con un mar de postal, treinta grados al sol.

( Elías Gorostiaga).

 

Carlo Padial en el Festival de Sitges. Por: Elías Gorostiaga.

Es una peli, llena de amigos, llena de conocidos, con un humor bélico delicioso a veces cínico y a veces irónico que se fue contagiando poco a poco. La sala estaba tan llena de amigos, que reservaron cuatro filas para que se pudieran sentar, no cupieron todos, y la mitad se tuvo que ir para las últimas filas. Las primeras películas, es lo que tiene que o cuentas con amigos a los que no les importe echar una mano, una voz, una luz, una abuela que te deja la casa, una máquina de café, suficiente Ballantines y tres cajas de camisetas, para irte vistiendo.

 

La historia parte de Barcelona, como ciudad de destino de estudiantes del Plan Erasmus y esa es la escusa para ver el desarrollo de una creación que termina exhibiéndose en la sala Prado del festival de Cine de Sitges, en su apartado Discovery. Y la escusa es buena, porque Barcelona es la ciudad preferida de los estudiantes Erasmus para cursar sus estudios. Según parece la marca BCN te abre todas las puertas. Ejemplo:

            Al aserto:

-Barcelona es bona.

            Te contestará un coro de gente en cualquier parte del mundo:

-Si la bolsa sona.

            Y al parecer suena, vaya si suena.

Y por eso vienen y beben y beben y vuelven a beber. Salud.

Al parecer no es por la excelencia; en el ranking de universidades, elaborado en el 2010 por la Universidad Jiao Tong de Shanghai (China),  las dos mejores universidades españolas aparecen a partir del número 200 y están en Madrid (son la Autónoma y la Complutense por ese orden, más cerca de los trescientos aparece la Universidad de Barcelona). La número uno sería Harvard.

La cámara de Padial en su recorrido por Barcelona, grava a uno de estos erasmus durmiendo la borrachera en un banco, a la espera del autobús.

-No nos hace falta sacar un diez, con aprobar es suficiente –dice otro de estos erasmus-

Barcelona, es una ciudad acogedora, donde todos son amigos, donde celebramos nuestro cumpleaños, nos emborrachamos, comemos paella en la playa, buen ambiente. Las becas son una escusa y si caes en Barcelona, lo celebras todo el curso. En tu vida vas a conocer más gente ni lo vas a pasar mejor, que durante esa estancia, porque además de ser el cielo también es el infierno.

La película documental, va derivando hacia el método de elaboración del propio documental, la precaria forma de financiación, la opinión de los vecinos del protagonista, de la abuela, la madre, hasta saber más de él que de mis vecinos, su trabajo, su familia, sus amigos, la herencia de su padre convertida en una partida de camisetas y una moto, son alguno de los detalles del guión.

El resultado es potente, ridículo, irónico, cómico, triste, entrañable (los momentos de las camisetas, los ojos expectantes de Miguel Noguera en el sótano y la abuela con el café son geniales) y al final sales del cine, sin saber si el tipo ha conseguido lo que buscaba o sigue en el taller montando, gravando cucarachas y a los negros de plaza Cataluña, los negros de plaza Cataluña. La recomiendo, el que no conozca todavía BCN terminará por pasarse por aquí y no sale la Sagrada Familia, pero si La Caixa (la Caixa somos todos, no?).

Al inicio, cuando ya esperábamos que empezara, hubo un fallo de proyección. Mientras el operador arreglaba la bobina, estando la sala a oscuras, un amigo de los Pioneros sacó su armónica y se marcó unos compases. Fue auténtico. El Festival de cine de Sitges siempre es así.

 

Be Sociable, Share!
  • Isolda

    Octubre 16th, 2012

    Seguro que fue muy entretenida esa peñlícula; los erasmus y barcelna (cualquier otra ciudad) siempre tienen su aquel. La pena es que se acaban las becas, al menos en España. Así que vayan saliendo lo jóvenes, por amor al arte o a la propia juventud.
    Buen artículo.

  • catherine

    Octubre 27th, 2012

    ¿conoces la pelí de Cedric Klapisch l’Auberge espagnole (2002), creo que se llama una Casa de locos? Trata del mismo tema y fue un gran éxito. Le deseo el mismo éxito a Carlo Padial y su Mi loco Erasmus. Me gustan las obras de amigos.
    Y creo que en Francia también hay un problema con estas becas , quizás a nivel europeo. ¡Qué lástima! cuando una que se fue en 1998 a la universidad de Barcelona todavía está allá o al revés se quedaron en Francia u otros países unos españoles..

  • No trackbacks yet

Leave a Comment

* are Required fields

completa Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.