ana7wgk

El Museo del Comic Belga de Bruselas. Por: Carlos Feral.

Las bien merecidas vacaciones van tocando a su fin lo cual sume a la mayoría de la gente en una especie de depresión post vacacional al que ahora califican como síndrome pero que no es más que un eufemismo para definir que nos joroba madrugar. Pues para combatirlo Alenarte vuelve a la carga con nuevos artículos que si bien no combaten específicamente el síndrome de la vuelta a la rutina, sí que la hacen más amena y llevadera.

Yo, por mi parte,  me desplacé a Bruselas, a la sazón capital de Europa, para cumplir uno de mis pequeños sueños que albergaba la esperanza de realizar hace tiempo. Me refiero a visitar el Centre Belge de la Bande Desinée, o sea, el Museo Belga del Comic. Seguramente muchos de ustedes hayan oído hablar de él y muy probablemente algunos de ustedes lo hayan visitado. Los que amamos los tebeos o comics, si prefieren llamarlos así, desde niños lo tenemos como visita obligada al menos una vez en la vida. ( Carlos Feral)







El Museo del Comic Belga de Bruselas. Por: Carlos Feral.

coheteLo primero que me gustaría comentarles es su ubicación. La verdad es que está en una callecita tranquila de Bruselas central llamada Rue des Sables en su número 20. es una callecita que pasaría casi desapercibida si no es por una estatua de enormes proporciones de Gaston Lagaffe, conocido en España como Tomás el Gafe, creado por el dibujante André Franquin, cuyas obras más famosas en nuestro país sean quizá sean Spirou y Fantasio o el Marsupilami. Cercano a la estación Central (Gare Central)o a la del Norte (Gare du Nord), a pocos metros de la Grand Place, supone un oasis momentáneo a la agitación del centro de Bruselas y más de 200000 visitantes para sus 4200 metros cuadrados de planta han hecho de él una de las mayores atracciones para los turistas que visitan la ciudad. Por supuesto que las personas con movilidad reducida tienen acceso fácil a las instalaciones además de contar con un descuento importante y gratis para un acompañante en caso de necesitar su ayuda.

Nada más entrar al museo llama la atención una réplica a gran escala del cohete que aparece en el libro de Tintin Objetivo la Luna, creado por Hergé, pseudónimo que usaba el historietista Georges Remi, cuyas siglas al revés R.G. se pronuncian en francés Hergé y de ahí su nombre artístico. Ya podemos imaginar que una buena parte del museo está dedicada a Tintin con obras que se extienden desde 1929 hasta 1960 y cuyas aventuras aún hoy en día cuentan con lectores por todo el mundo. Quiero hacer ahora un inciso para indicarles que no muy lejos del museo, en el Boulevard Anspach 100, se encuentra la librería Galería Brüsel en la que se puede adquirir cualquier volumen de Tintin o de los principales historietistas belgas en multitud de idiomas, contando con un fondo de más de 20000 volúmenes y que en la misma biblioteca del museo la cifra asciende a 60000 títulos. Por supuesto también cuenta con tienda a la salida para los que no nos podemos resistir a adquirir uno de nuestras maquetas o comics favoritos

Pero déjenme que siga con la visita deteniéndome un instante en el edificio en sí. Porque el envoltorio de estas magníficas exposiciones es un diseño del famoso arquitecto Victor Horta, constituyendo una estupenda obra de arte  que representa un ejemplo magnífico del Art Noveau. Horta tiene cuatro casas en Bruselas imprescindibles para visitar que son el mejor ejemplo de la integración del Modernismo en la arquitectura: la Casa Tassel, la Casa Taller de Horta, la Casa Solvay y la casa Van Eetvelde.

2013-08-16 16.18.52El museo del comic belga acoge exposiciones temporales muy interesantes. Yo tuve la suerte de asistir al 75 aniversario de la creación de esculturaSpirou llamada Spirou de mano en mano, personaje que no ha dejado de divertir a lo largo de los sesenta álbumes aproximadamente que recogen sus aventuras. El personaje vestido con traje rojo de Botones de hotel que le ha hecho célebre muestra una evolución desde su creación por Franquin hasta el siglo XXI heredado por Yoann y Vehlmann, Schwartz y Emile Bravo y casi otra veintena de autores que han contado sus aventuras.

No tan conocido pero no menos valioso para el mundo del comic belga es la exposición de la obra de Willy Vandersteen, creador de Bob y Bobette. Si tienen tiempo les aconsejo que busquen algo sobre estos personajes y echen un vistazo.

Dentro de las exposiciones permanentes la visita se inicia con una retrospectiva sobre la invención del comic haciendo hincapié en la importancia que para su desarrollo y difusión tuvieron  revistas y periódicos. Un poco más adelante el museo nos propone descubrir todas las etapas del proceso de creación de un comic, desde notas de la historia que se va a desarrollar escritas a mano en una secuencia de post-it hasta los diseños preliminares a lápiz de los personajes que van a aparecer en la historia y las características de cada uno. Fondos, paisajes, ambientes nos hacen ver las distintas fases de creación necesarias para que una historia terminada llegue a nuestras manos en un volumen, una película o unos dibujos animados.

pitufoPasamos por multitud de stands en los que encontramos páginas, muñecos, posters, figuritas de personajes como les Schtroumpfs( Los Pitufos), Lucky Luke, Gaston Lagaffe, Blake y Mortimer, Boule y Bill, etc. Cada uno con una explicación de su contexto histórico, sus creadores y sus características especiales.

Los Pitufos, creados por Peyo en 1958 para la revista El diario de Spirou curiosamente, cuentan además con alguna maqueta de su casa recreada con muebles, objetos cotidianos y vestiditos a medida que hacen las delicias de los nostálgicos y de los más pequeños.

 

La espectacular biblioteca se divide en dos partes principales: Una sala de estudio vetada a los menores de dieciséis años en los que se puede acceder tanto a álbumes como a obras de referencia relacionadas con el mundo del comic y un catálogo en línea.

                   

Los talleres para los jóvenes amantes del comic son interesantes para aprender las técnicas básicas que permiten diseñar y construir una historia con dibujos. Están especialmente diseñados para jóvenes de 15 a 18 años y no son gratuitos. Suelen hacerse los sábados y tienen una duración de tres horas y un precio que ronda los 200 euros. Para los más pequeños suelen realizarse cursos de verano de iniciación al comic cuyos precios son más asequibles y que rondan los cien euros. A los que parece que se acostumbran a la gratuidad de la cultura les quiero hacer notar que el 90 por ciento de la financiación del museo se realiza gracias a la venta de entradas, a los talleres, a la tienda o a la organización de fiestas de cumpleaños, por ejemplo. El estado sólo aporta el 10 por ciento del capital para el sostenimiento del museo.

casetaUna de las cosas que me pareció interesante es que existe un servicio pedagógico que elabora unos dossier para trabajar el comic en la escuela primaria. Es curioso comprobar cómo una de las facetas literarias más atractivas para los niños como son los tebeos, con los cuales casi todos nos enganchamos posteriormente al mundo del libro, en España se la tiene prácticamente marginada tanto en los temarios de literatura como en los de  educación artística.

El mundo del comic belga trasciende las fronteras del museo para dibujar sus personajes por toda la ciudad. Si el paseante curioso se adentra por las callejuelas del centro que circundan la Grand Place puede apreciar en los muros escenas de Tintin y de otros personajes a gran escala. Hay tours organizados que hacen rutas explicativas para visitar esos rincones aunque yo les aconsejo que se dejen sorprender dando un paseo desde la Gare du Midi (Estación del Sur) hasta la Grand Place por las calles anexas a la rue de Midi, y allí apreciarán un comic mural mientras degustan una excelente cerveza belga sentados en una de las muchas terracitas que permiten un respiro al paseante.

Y como llega el otoño con sus rutinas, con sus trabajos, con el estrés a cuestas, ¿por qué no coger uno de esos volúmenes de Tintín o uno de esos videos de los Pitufos y volver por un rato a la infancia? Así quizá recordemos ese tiempo en que aún éramos felices y desterremos por un instante el síndrome postvacacional.

 Aquí tienen un enlace  del museo a sitios relacionados con el comic para que hagan un tour virtual que les puede resultar interesante.

 

 

 

 

 

 

 

 

Be Sociable, Share!
  • catherine

    septiembre 27th, 2013

    Gracias por la visita .Nunca fui a este museo a pesar de mi afición al tebeo. Hace poco leía todavía el Journal de Spirou, descubriendo nuevos autores. Hay comics para todos los gustos, que tratan todos los temas, divertidos o serios.
    Lo que me alegra muchísimo es que se abre una escuela o un curso para autores de tebeos en España. Creo que los pocos autores que ya dibujan o escriben son más conocidos en Francia que en su país. Citaré el álbum Arrugas, hay muchos otros.
    Y me paro, porque cuando empiezo con este tema puedo predicar toda la noche. Me voy a leer a Jaime Martín, Les Guerres silencieuses.

  • No trackbacks yet

Leave a Comment

* are Required fields

completa