ana7wgk

Materia, Sueños y Realidades. Homenaje a Antoni Tàpies. Por : Virginia Seguí

 

 

 

Materia, sueños y realidades. Homenaje a Antoni Tàpies. Por: Virginia Seguí

 

 

 

 

Con la muerte de Antoni Tàpies, el pasado seis de febrero, se cierra un ciclo en el panorama artístico español; es como si hasta ese momento, en nuestro país artísticamente hablando, no pudiésemos considerar cerrado el siglo XX; muy habitualmente los expertos eligen acontecimientos significativos para considerar cerradas las épocas o los ciclos artísticos o históricos; trasgrediendo así las fechas temporales convencionales; ya que éstas solo son indicativas del normal discurrir del tiempo. A mi entender, con él muere el último gran artista español del siglo XX.

 

 

 

 

 

El elenco de artistas españoles del siglo pasado está plagado nombres de gran trascendencia en el panorama del arte de vanguardia internacional y muchos de ellos vivieron y realizaron buena parte su actividad creativa fuera del territorio nacional; Tàpies trabajó, sin embargo, excepto un corto periodo inicial de formación parisina, mayoritariamente en España y en una época en la que la ejecución de una obra vanguardista y trasgresora como la suya presentaba las mayores dificultades; dificultades, sin duda, agravadas por su posicionamiento personal de enfrentamiento a la dictadura franquista y de defensa del catalanismo.



 

Nacido en 1923 en el seno de una familia perteneciente a la burguesía catalana, su padre era abogado y su familia tenía intereses en el mundo editorial; desarrolló su vocación artística durante un período de enfermedad y su convalecencia; decantándose por ella y abandonando los estudios de Derecho que había iniciado siguiendo los pasos de su padre. Su formación artística es sumaria, ya que se resume en un breve paso por la Academia de Nolasc Valls por lo que es considerado un autodidacta que supo conjugar sus conocimientos culturales y artísticos  con su memoria y experiencia personal, lo que le permitió encontrar un lenguaje propio con el que entablar un diálogo con el espectador.


 

Este artículo no es mas que un sencillo homenaje al hombre y al artista y su  título solo pretende resumir lo que, a mi juicio, Tàpies logró con su obra y a través de la materia: transformar sus sueños, sus ensoñaciones, sus más recónditas reflexiones de pensador solitario; y también la realidad más cotidiana incluso en sus aspectos más desagradables o más provocativos, en obras de arte capaces de trasmitir al espectador todo su mundo interior y pensamientos sobre cuestiones básicas para cualquier hombre o mujer, como la espiritualidad, su posición en el mundo, la vida o la muerte, etc.; dotándolas así de un sentido trascendente patente en todas ellas incluso en las menos convencionales y más trasgresoras. En este sentido comentar la impresión que tras su muerte me ha producido un cuadro inédito, denominado Terrós y que ha sido cedido por su viuda a la Fundación Tàpies para ser expuesto y admirado durante los días que ha permanecido abierta rindiéndole postrer homenaje; un cuadro realizado en 1984 y con el que, al parecer, se sentía muy compenetrado y que ha sido elegido por la familia para colocarlo en el lugar que ocuparía su féretro de realizarse una ceremonia fúnebre; cuadro que yo no he podido dejar de relacionar con una de las pinturas negras realizadas por el genial artista de Fundetodos, Francisco de Goya, realizado entre 1819-1823 en la madrileña Quinta del Sordo El perro semihundido, en la que, al igual que en el cuadro de Tàpies, en la parte baja de un gran espacio vacío dominado por los ocres, a modo de muro, podemos ver la enigmática y semihundida cabeza de un perro que observa el espacio vacío sobre él con el que parece fundirse; obra con la que el aragonés se convertía en precursor de movimientos vanguardistas posteriores como el expresionismo o la abstracción.

El reconocimiento internacional a su figura y a su obra son evidentes y puede constatarse el interés por su obra al verla incluida en la mayoría de los museos, galerías y/o colecciones de arte moderno y/o contemporáneo tanto españoles como extranjeros; aunque, no obstante, en mi opinión Tàpies es para muchos españoles una asignatura pendiente y su trayectoria humana y artística están poco presentes entre nosotros, quedando en este sentido y a nuestro juicio una gran labor por hacer.

 

 

 

Be Sociable, Share!
  • Kuni

    Febrero 14th, 2012

    Tienes razón. Hay que aprobar “esa” asignatura. Seremos mejores.

  • Amando Carabias

    Febrero 14th, 2012

    Gracias por esta semblanza, gracias por esta aproximación.

  • No trackbacks yet

Leave a Comment

* are Required fields

completa Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.