web analytics
ana7wgk

Rutas del Camino de Santiago y novedades editoriales. Por : Pilar Moreno.

Pide que el camino sea largo.

Que muchas sean las mañanas de verano

en que llegues con placer y alegría

a puertos nunca vistos antes.

(Itaka, Kavafis)

 

No encuentro ninguna explicación a este impaciente deseo mío de volver de nuevo al Camino. Son ya cuatro las veces que llegué a Santiago y aún siento un cosquilleo inquieto que incita a calzarme las botas y colgarme la mochila. Entretanto no hace todavía un año de mi última salida. En esta ocasión, después de abrazar al apóstol, continué a Finisterre. La escarpada bajada a Cee hizo protestar a mis huesos sin saber muy bien el porqué y casi pensé que me había llegado el tiempo de guardar todas mis pertenencias de peregrina.

 

De regreso en casa repetía en mis sueños tramos del camino, unas veces como peregrina y otras viéndome pasar. Echaba de menos el ambiente, la rutina y rituales del día a día; preparar la mochila, organizar la ruta, seguir las flechas amarillas, buscar un sitio donde dormir. No creo que fueran sueños para sustituir un deseo sino una manera de superar la pasión por volver a caminar ( Pilar Moreno ).

 

Rutas del Camino de Santiago y novedades editoriales. Por : Pilar Moreno.

Para vencer la nostalgia al camino no hay nada mejor que regresar de nuevo a él. Tenemos tiempo y podemos hacerlo, aunque para los que vivimos en Holanda no es cosa que esté al lado de la esquina. Sin embargo, el Camino de Santiago es también una peregrinación europea y desde toda Europa parten rutas en dirección a los Pirineos. Con frecuencia se oye preguntar dónde empieza el Camino. Para muchos holandeses es en Haarlem, pero pronto se dan cuenta de que el principio del camino está donde vives, y que son muchas las rutas que te llevan a Santiago.

 

Durante unos dos años, miembros de la Asociación holandesa del Camino de Santiago han estado recopilando en dos tomos todas las rutas que hoy día llevan a Santiago de Compostela desde Holanda. Se ha tratado de seguir el camino original que los peregrinos medievales posiblemente recorrieron, que evitaba los caminos concurridos para ofrecer lo mejor y más bello de los paisajes, de ciudad a ciudad, de santuario a santuario, de iglesia a iglesia,  a monasterios y hospitales, en dirección París y Tours. Para los peregrinos holandeses la edición de estos dos libros ha sido como ver realizado un sueño deseado. El tomo primero describe la ruta que va desde Haarlem y Vlissingen hacia Brujas y Gante; también tiene un enlace hasta llegar a Amberes. El segundo tomo comprende los caminos desde el norte y el oeste, Doesburg, Nimega y Maastricht. Dos libros que no son solo útiles para quienes quieren pasear y disfrutar de la naturaleza cercana, sino que además sirven de guía para los que se preparan y comienzan su peregrinación a Santiago de Compostela.

 

Con estos dos libros en mi poder volvió la nostalgia al camino, el deseo de empezar a andar. También aquí el camino puede estar lleno de sorprendentes e inesperados momentos, también  aquí es posible encontrar el silencio. Ruta o no, el caminante lo que busca es el camino, disfrutar de la naturaleza y todo lo que ella le ofrece. Esto es lo que le hace valorar la peregrinación y no tanto el destino de su viaje. El camino considerado como hilo conductor, como guía, es necesario pero debemos dejar libre al corazón para que escoja su propio camino. Peregrinar nos hará dejar atrás nuestro entorno y conocer nuevas experiencias; pero no debemos temer. Lo importante es sentirnos en todos los lugares como en nuestra propia casa.

 

Escribía Constantino Kavafis en su poema Itaca:

 

Cuando emprendas tu viaje hacia Itaca

Debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has te temer ….

 

No tuve que esperar mucho. Para celebrar el 25 aniversario de su fundación, la Asociación holandesa del Camino, Nederlands Genootschap van Sint Jacob, organizó una peregrinación por relevos, tanto a pie como en bicicleta, por las 12 provincias del país. Esta asociación es un punto de encuentro para todos los que están interesados en el Camino de Santiago, para los que lo han hecho y para los que aún lo tienen que hacer. Durante un año, excepto los tres meses de verano, cada provincia organizó su propia ruta que variaba desde unas cuantas etapas hasta otras de catorce o quince, que cruzaban toda su extensión. La misión de los peregrinos era llevar y entregar a la siguiente provincia el Libro de Oro, donde quedaban anotadas las vivencias de las etapas, y un bordón especial al que se le iba añandiendo cintas y banderines de cada lugar por el que pasaban.

 

Este especial Camino de los Países Bajos, Camino der Lage Landen, comenzó el 7 de noviembre del 2010 en la Capilla de Santiago, de Jacobskapel, en Galder, cerca de Breda. Después de aproximadamente 1600 kilómetros de recorrido por toda Holanda, tuvo su final el 5 de noviembre del 2011 en Utrecht. Entre los 984 fervientes caminantes que en distintas ocasiones participaron me encontraba yo. Mis dudas desaparecieron y de nuevo me vi de peregrina buscando lo maravilloso y lo inesperado del camino con mis botas, la mochila y la Credencial. Fue una peregrinación distinta, por rutas afables y sin complicaciones pero de belleza pictórica y de tradición; verdes extensos, agua, canales, molinos y granjas acentuaban el carácter de estos paisajes y su infinita línea horizontal.  No me llevó a Compostela pero me hizo recobrar el espíritu peregrino, el ritual de las travesías y lo simbólico del caminar.

 

Conserva siempre en tu alma la idea de Itaca,

Llegar allí, he aquí tu destino.

(Kavafis)

 

Me pregunto de dónde nos viene esta necesidad de andar. Seguramente tienen razón los filósofos cuando dicen que la vida es movimiento. Ya desde la antiguedad la vida se considera como un viaje. Así pues, mientras vives estás en camino. Hay tantas formas de andar el camino como diferentes estilos de vivir, y en todas ellas encontraremos pequeños o grandes obstáculos, como en la propia vida, que nos servirán de experiencia y nos darán a conocer el verdadero sentido de la peregrinación. Para mí hacer el camino supuso un reto personal y ni el cansancio ni el dolor evitaron que naciera en mí una adicción que será difícil de superar, como tampoco hay nada, excepto el propio camino, que me libre de la nostalgia.

 

Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,

entenderás ya que significan las Itacas.

(Kavafis)

 

*Constantino Petrou Kavafis, 1863-1923

Poeta griego

Itaca, escrito en 1911*

Be Sociable, Share!
  • Amando Carabias

    abril 18th, 2012

    Es verdad que lo importante es disfrutar del camino.

  • lucj

    abril 19th, 2012

    Es mucha verdad eso de que el Camino se inicia sonde comienzas a andar.
    Cómo me gustarían esos libros traducidos…
    L

  • catherine

    mayo 13th, 2012

    Cerca de mi casa pasa el Camino: viene de Ginebra y se va a España pasando por Le Puy.Un sobrino mío se fue de Marsella a Santiago ( y Portugal). Como lo dices tan bien el camino empieza en cualquier sitio y me gusta el parelelismo entre andar y vivir.

  • No trackbacks yet