ana7wgk

William Blake, el artista total. Por : Carlos Feral.

Como algunos de los lectores de Alenarte sabrán, debido a un artículo que mandé desde Inglaterra este verano, he estado residiendo en West Sussex y allí me encontré, en el precioso pueblo de Felpham la casa en la que vivió el célebre artista inglés William Blake desde 1800 hasta aproximadamente 1803. como quiera que el personaje merece que se le conozca, me he permitido la libertad de acercarles ustedes este mes de septiembre algunas notas sobre la vida y obra de este artista total, poco valorado en su época y posteriormente considerado por muchos como el más completo y polifacético escritor, pintor, impresor, grabador, ilustrador, poeta y pensador inglés de todos los tiempos.

 Además aprovecho este artículo para recomendarles que , si desean tener una visión más cercana a este autor, varias de sus obras están exponiéndose actualmente en la fundación que La Caixa tiene en Madrid.

( Carlos Feral ). 









William Blake, el artista total. Por : Carlos Feral.


 

Nació Blake en 1757 en Londres y ya desde muy pequeño se le podía considerar una especie de visionario. Toda su obra ha estado siempre ligada a temas religiosos, proféticos o mitológicos aunque curiosamente abogaba porque la religión no debía constreñir la expresión artística. Fue además, y piensen de qué época estamos hablando, uno de los primeros pensadores que abogaron por la igualdad de sexos, la igualdad racial o que criticaron al poder lo cual le supuso más de un disgusto a lo largo de su vida.

A la temprana edad de diez años ya asistía a la escuela de dibujo de Henry Pars donde aprendió a dibujar la figura humana a partir de modelos de esculturas griegas y romanas. Esta influencia se vería reflejada en muchos de sus trabajos posteriores, especialmente en uno de sus últimos libros ilustrados, Laocoon (1826-27). Además empezó a coleccionar dibujos de Miguel Ángel, Rafael o Durero y sostenía que eran de una calidad muy superior a los pintores de moda, generalmente de la escuela veneciana, de aquella época.

 

Al cumplir los catorce comenzó su aprendizaje con James Basire, famoso grabador de la Royal Society y con el que Blake encajó perfectamente ya que el estilo del primero era muy del agrado del aprendiz por mucho que se le considerara pasado de moda. Además, la técnica de grabado era muy costosa en tiempo y preparación y eran los aprendices como Blake los que tenían que tratar las planchas de cobre, cortarlas, pulirlas y lograr que la prensa no dejara marcas indeseadas en el papel. Por lo tanto aprendió el oficio desde abajo y esto se apreciaría posteriormente en la gran calidad de sus grabados. Seguramente muchos de los grabados firmados por Basire deban su autoría a Blake pero como los aprendices no podían desarrollar su propio estilo nunca llegaremos a saberlo, solamente a sospecharlo [En estos trabajos que les muestro a continuación se cree en la autoría de Blake así que si tienen interés en seguirles la pista yo aquí les dejo la referencia: De Jacob Bryant: A New System, or, an Analysis of Ancient Mythology (1774-76). De Richard Gough: Sepulchral Monuments in Great Britain, Part I (publicado en 1786)].

 

Después de siete años de aprendizaje en el taller de Basire, comenzó a ilustrar proyectos para libros de Thomas Macklin, como su famosa Biblia, o también libros de la londinense compañía Harrison e incluso volúmenes de Joseph Jonson o Stothard.

En esta época de su vida se ganó involuntariamente su fama de agitador al verse envuelto en los “Disturbios de Gordon”, protesta anticatólica, en  los que Blake, arrastrado sin querer por una masa enfervorecida, asaltaron y quemaron la prisión de Newgate, siendo testigo de primera mano de aquella fatídica jornada.

 

En 1779 fue admitido como alumno de la Royal Academy of Art’s Schools of Design. En ella Blake no dejó de dar rienda suelta a sus propios gustos en cuanto a los modelos artísticos y así, mientras que George Moser, catedrático de la Royal academy le instaba a seguir a Rubens o estudiar a Leburn, él prefería a Rafael o Miguel Ángel cuyos trabajos consideraba Moser “inacabados y rígidos”. William Blake además de estudiar allí también realizó algunas exposiciones entre las que podemos destacar la primera en 1780, La Muerte de Earl Goodwin, una de las series de acuarelas que ilustraban los albores de la historia de Inglaterra; o en 1784 A Breach in a City the Morning after the Battle and War Unchaind by an Angel. Fire, Pestilence, and Famine Following( Una brecha en la ciudad la mañana después de  la batalla desencadenada por un ángel. Fuego, pestilencia y hambruna posterior), basadas en temas de guerra. Posteriormente hizo varias exposiciones ilustrando los pasajes bíblicos sobre la historia de José y sus hermanos o escenas del Antiguo Testamento.

En 1782 se casó con Catherine Boucher con la que mantuvo una relación relativamente estable y feliz.

Entre medias de sus pinturas e ilustraciones publicaba poemas como aquellos primeros que escribió antes de los catorce años y que se englobaron bajo el título de Poetical Sketches(Fragmentos Poéticos) (publicados en 1783), To the Muses (A las musas), en el cual criticaba explícitamente el verso contemporáneo mediante la figura de las musas dando la espalda a toda la poesía o también el drama histórico Rey Eduardo Tercero.

 

El período de 1789 a 11792 estuvo claramente marcado por la iluminación e ilustración de libros pero, a la vez, por el interés de Blake en publicar sus propios trabajos al margen de los proyectos comerciales que le hacían por encargo. De hecho en 1788 inventó una técnica de grabado distinta, más expresiva, en la que el diseño se pintaba directamente sobre la placa de cobre usando un barniz resistente al ácido y cuando éste se vertía sobre la placa, la superficie sin pintar era comida por el ácido dejando el diseño en relieve listo para que se le aplicase la tinta y listo para la impresión. Esto requería además menos presión de la prensa para imprimir y la imagen impresa era especular del diseño original por lo que había que tener cuidado de escribir los textos al revés. Dos ejemplos de sus primeras obras en las que usó esta técnica son All Religions are One ( Todas las religiones son una) , en la cual presenta sus textos en forma de aforismos o principios y There is No Natural Religión( No hay religión natural) en la que rechaza el deísmo empírico del siglo dieciocho que encuentra la evidencia deDios en el mundo material(ambas datan de 1788).

En ésta época fueron importantes sus trabajos para Joseph Johnson ya que le dio la oportunidad de conocer en 1790 a uno de los más prominentes y radicales pensadores y escritores ingleses del siglo XVIII. El círculo de Jonson, que incluía figuras tan ilustres como William Godwin, autor de Justicia Política, Thomas Holcroft, juzgado por alta traición  en 1794 junto a John Horne Tooke; Joseph Priestley, el prominente químico radical; y Thomas Paine, autor de The Rights of Man (Los derechos del hombre), influyó enormemente en Blake que asimismo se ganó fama de agitador, revolucionario y radical. De ese círculo, sin embargo, el que más influyó en William Blake fue el artista suizo Henry Fuseli al que Blake consideraba un adelantado a su época. Hizo para él multitud de grabados basados en sus obras.

Sus nuevos libros a partir de 1793 destacan ahora por una elocuente defensa tanto de los derechos de la mujer como lamentándose por la horrible práctica de la esclavitud. Sirvan como ejemplos Oothoon, la victimizada heroína de Visions of the Daughters of Albion (Visiones de las hijas de Albion )(1793),    ill. 23    o America a Prophecy (América una Profecía) (1793), la primera de las profecías continentales de Blake, que trata la revolución americana como un evento de dimensiones históricas y mitológicas y a la que seguiría Europe, a Prophecy (europa, una profecía) en la que seguía mezclando su propia mitología con los conflictos y acontecimientos históricos de la época.

En 1795 Blake emprendió su proyecto de mayor envergadura por encargo del editor Richard Edwards, y en el que tuvo que ilustrar Night thoughts(Pensamientos nocturnos), de Edward Young, un larguísimo poema didáctico muy del gusto de la época, para el que, en dos años, realizó nada más y nada menos que 537 diseños y por el que recibió solamente la ridícula cantidad de veintiuna libras. De estos diseños en acuarela realizó cuarenta y tres grabados para el primero de los cuatro volúmenes pero el proyecto no llegó a finalizarse en su totalidad. Debido a este enorme esfuerzo le costaría encontrar de nuevo empleo como gr4abador y se quejaba amargamente de que había sido relegado a un rincón como si nunca hubiera existido. Pasó a depender pues de diversos empresarios privados, uno de los cuales llamado Thomas Butts le encargó pintar tanto en acuarela como en “témpera” o “fresco”, medios experimentales para esa época, diversos motivos bíblicos lo que permitió a Blake incrementar a la par su creatividad y sus ingresos (más de cuatrocientas libras, lo cual no estaba nada mal para los malos tiempos que corrían).

En 1800 Blake deja Londres y se desplaza al pueblo costero de Felpham bajo el auspicio de un nuevo patrón: William Hayley. Para él preparó ilustraciones a sus obras Life of Cowper,    ill. 3    o Ballads (1802)   ill. 4   y decoró su biblioteca con retratos de varios poetas.

Antes de dejar Felpham, en el pub The Fox Inn, situado justo al lado de su casa, tuvo un incidente con el soldado John Scolfield. El motivo de la discusión no está muy claro pero lo cierto es que Blake trató de echarle afuera y se pusieron a discutir. El soldado no sólo le acusó de agresión sino también de sedición ya que argumentaba que Blake había pronunciado algunas expresiones de traición al Rey. Por ello fue juzgado en las llamadas sesiones de Chichester en 1803. ¿Qué hay de cierto en lo que dijo el soldado? Nunca llegó a saberse, pero conociendo su interés por los acontecimientos sociales y políticos de su época y teniendo en cuenta su idealismo social y su creencia en la igualdad sexual y racial, puede que el soldado no estuviera tan lejos de la verdad.

Sus creencias sobre la falta de libertades y la opresión se extendían a la Iglesia. De hecho él manifestó su pertenencia a la Ancient Druid Order , como “Jefe Electo”, desde 1799 hasta 1827.

 

Al regresar a Londres comenzó a escribir y a ilustrar Jerusalem (Jerusalem: The Emanation of the Giant Albion) de 1804 a 1820. La iluminación consta de unos 100 grabados y es el libro de Blake con más ilustraciones. Al final de su vida realizó una copia en color pero fue imposible encontrar un comprador.

Mientras hacía todo esto también realizaba otros trabajos entre los que destacan Paradise Lost de John Milton (Paraíso Perdido)(1807)   ill. 5    and the Nativity Ode (La Oda de la Natividad) (1809)   ill. 6. a pesar de sus esfuerzos, la década de 1908 hasta 1918 no fue demasiado provechosa para William Blake.

En los años finales, hasta 1827, entró en un período lleno de magia y misticismo. Conoció a John Linnell, un patrón que le encargó una serie de proyectos creativos y, a través de éste conoció a John Varley, un artista y astrólogo para el cual diseñó una serie de “Cabezas Visionarias” como por ejemplo: La cabeza de Merlín, Géminis Cáncer y el Fantasma de una Pulga; Eduardo I y William Wallace, dos cabezas visionarias en una hoja;  etc.

En esta última época los diseños de Blake tuvieron una decisiva influencia en una joven generación de artistas que lo conocieron a través de Linell. Este grupo, que se hacían llamar “The Ancients” incluía a Samuel Palmer, Edward Calvert, George Richmond, Frederick Tatham, y otros.

Linnell fue responsable de los dos mayores proyectos que ocuparon los años finales de Blake: illustrations to the Book of Job    ill. 10   (Las ilustraciones del Libro de Job)Dante’s Divine Comedy (La Divina Comedia de Dante)   ill. 11       ill. 12   . estas 102 ilustraciones de Dante se interrumpieron con su muerte en 1927. el círculo de jóvenes artistas que le rodearon hasta su muerte definieron ésta como “Gloriosa”. Dicen que en el momento previo a la muerte “Sus ojos se tornaron brillantes, rompiendo a cantar las bondades de lo que había visto en el Cielo”. Fue enterrado el 17 de agosto en el cementerio londinense de Bunhill Fields. Increíblemente, el diario La Crónica Literaria le definió así: “Uno de esos ingeniosos personajes [. . .] cuyas excentricidades fueron incluso más relevantes que sus habilidades profesionales.”

Me despido con uno de sus poemas y algunos enlaces por si son de su interés. ( el poema se ha mantenido sin estructura  propia de verso por necesidades de ajustes de la página).

William Blake

(1757-1827)

Para ver el mundo en un grano de arena, Y el Cielo en una flor silvestre, Abarca el infinito en la palma de tu mano Y la eternidad en una hora.

Aquel que se liga a una alegría Hace esfumar el fluir de la vida; Aquél quien besa la joya cuando esta cruza su camino Vive en el amanecer de la eternidad. Tú, rubio ángel de la noche Ahora, cuando el sol descansa sobre las montañas, la luz abrillanta la antorcha del amor; tu radiante corona ¡ ponla y sonríe sobre nuestro lecho nocturno ! Sonríe a nuestros amores, y mientras echas las azules cortinas del cielo, esparce tu helada de plata sobre cada flor que cierra sus dulces ojos con oportuno sueño. Deja que tu viento del este duerma sobre el lago; habla el silencio con tus parpadeantes ojos, Y lava la oscuridad con plata. Pronto, muy pronto, te retiras, entonces el lobo se enfurece, y el león se queda a través del bosque pardo, Las pelajes de nuestros rebaños están cubiertos con tu sagrada helada, protégelos con tu influencia.

El árbol que mueve algunos a lágrimas de felicidad, en la Mirada de otros no es más que un objeto Verde que se interpone en el camino. Algunas personas Ven la Naturaleza como algo Ridículo y Deforme, pero para ellos no dirijo mi discurso; y aun algunos pocos no ven en la naturaleza nada en especial.

Pero para los ojos de la persona de imaginación, la Naturaleza es imaginación misma. Así como un hombre es, ve. Así como el ojo es formado, así es como sus potencias quedan establecidas. “No poseo nombre: pero nací hace dos días.” ¿Cómo te llamaré? “Soy feliz. Me llamo alegría.” ¡Que el dulce júbilo sea contigo!

¡Bonita alegría! Dulce alegría, de apenas dos días, te llamo dulce alegría: así tú sonríes, mientras yo canto. ¡Que el dulce júbilo sea contigo! Cuando los verdes bosques ríen con la voz del júbilo, y el arroyo encrespado se desplaza riendo; cuando ríe el aire con nuestras divertidas ocurrencias, y la verde colina ríe del estrépito que hacemos; cuando los prados ríen con vívidos verdes, y ríe la langosta ante la escena gozosa; cuando Mary y Susan y Emily cantan “¡ja, ja, ji!” con sus dulces bocas redondas. Cuando los pájaros pintados ríen en la sombra donde nuestra mesa desborda de cerezas y nueces, acercaos y alegraos, y uníos a mí, para cantar en dulce coro el “¡ja, ja, ji!” Tigre, tigre, que te enciendes en luz por los bosques de la noche ¿qué mano inmortal, qué ojo pudo idear tu terrible simetría?

¿En qué profundidades distantes, en qué cielos ardió el fuego de tus ojos? ¿Con qué alas osó elevarse? ¿Qué mano osó tomar ese fuego?

¿Y qué hombro, y qué arte pudo tejer la nervadura de tu corazón? Y al comenzar los latidos de tu corazón, ¿qué mano terrible? ¿Qué terribles pies?

¿Qué martillo? ¿Qué cadena? ¿En qué horno se templó tu cerebro? ¿En qué yunque? ¿Qué tremendas garras osaron sus mortales terrores dominar?

Cuando las estrellas arrojaron sus lanzas y bañaron los cielos con sus lágrimas ¿sonrió al ver su obra? ¿Quien hizo al cordero fue quien te hizo?

Tigre, tigre, que te enciendes en luz, por los bosques de la noche ¿qué mano inmortal, qué ojo osó idear tu terrible simetría? ¡ Despierta, despierta, mi pequeño ! Tú eras la única alegría de tu madre; ¿Por qué lloras en tu sueño tranquilo? ¡Despierta! Tu padre te protege. Oh, ¿que tierra es la Tierra de los Sueños? ¿Cuáles son sus montañas, y cuáles sus ríos? ¡Oh padre! Allí vi a mi madre, Entre los lirios junto a las bellas aguas.

Entre los corderos, vestida de blanco, Caminaba con su Thomas en dulce deleite. Lloré de alegría, como una paloma me lamento; ¡Oh! ¿Cuándo volveré allí?

Querido hijo, también yo junto a ríos placenteros He caminado la noche entera en la Tierra de los Sueños; Pero por serenas y cálidas que fuesen las anchas aguas, No pude llegar hasta la otra orilla.

¡Padre, oh padre! ¿Qué hacemos aquí En esta tierra de incredulidad y temor? La Tierra de los Sueños es mucho mejor, allá lejos, Por sobre la luz del lucero del alba.

 

Bibliografía:

Archivo Blake

En wikipedia.

Página sobre el autor.

 

 

Be Sociable, Share!

Leave a Comment

* are Required fields

completa Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.